Qué se come en Semana Santa

En Semana Santa se vive un contraste de costumbres. Del Jueves Santo al Domingo de Resurrección, principalmente los feligreses más devotos suspenden sus actividades como señal de respeto a estos días santos y con el fin de participar de la programación de la Iglesia Católica que conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Por otra parte, otros aprovechan para viajar, pasear y descansar.

Además de las procesiones y celebraciones litúrgicas, también para algunos se convierte en un festival gastronómico que se disfruta en familia. La gastronomía ligada a la Semana Santa está condicionada por la práctica de la abstinencia que prohíbe consumir carnes rojas y cualquiera de sus derivados. Por tanto, el pescado tiene una presencia notable y es preparado de múltiples formas.

Las comidas de Semana Santa varían de región a región, según las circunstancias del clima, situación topográfica, factores étnicos, etc.

Muchas familias incluyen en sus comidas siete platos, entre ellos: sopa, arroz de leche, chicha y otras bebida (ron, aguardiente, vino), pescado o sardinas, lentejas o garbanzos sudados, papas, plátano guisados y variedad de postres.

Región andina

Se consumen deliciosas papas chorreadas, que son un complemento ideal del típico plato de la Cuaresma: EL BAGRE. Sin duda alguna un caliente y espumoso chocolate santafereño en Bogotá es un plato indispensable para tardes friolentas y acompañado con un tamal, pan y queso. Para los golosos y amantes de los postres se tienen merengones con crema y fresas o las crujientes obleas con arequipe.

En el oriente de Boyacá, la comida del Jueves Santo es una sopa de queso o de pasta, plátano y papas guisados, arroz seco y huevos (en cualquier forma: fritos, batidos, cocidos).

El campesino boyacense no es aficionado al pescado ni a las sardinas. Como bebida toman una mezcla de fabricación casera y chocolate acompañado con pan de cuajada y maíz, pan de trigo y mantecadas.
Para finalizar, arroz de leche.

En el sur del Huila y norte de Boyacá, se comen en estos días envueltos de maíz, huevos cocidos; alguna vez, sardinas, arroz de leche; todo esto frío.

Regiones costeras

En los departamentos de la costa, el mote y el sancocho de pescado no deben faltar. El mote es una especie de sopa que lleva muchos ingredientes: tallarines (pasta), queso, cebolla, plátano maduro, yuca; y en las regiones costaneras, diversas clases de pescado: camarones, bagre, bocachico, mojarra y, también, ahuyama, berenjena y limón.

Como segundo plato sirven el palmito, a base de cierta palma, cuyos renuevos se adoban con cebolla, ajos, pimentón, comino y pimienta; esto va acompañado con hicotea (especie de tortuga de agua dulce) y arroz blanco. Para finalizar hay una serie de dulces: de plátano, de tomate, de mamey, de guandú, de batata, de papaya, de mango, de ñame, de pina, de leche y de arroz. El dulce de arroz es el mismo arroz de leche que se acostumbra en los Santanderes y Boyacá, en estas ocasiones, o el arroz dulce del Huila.

Los santanderes

El menú de los santandereanos en Semana Santa es mucho más sencillo: una sopa, generalmente de fideos; como algo especial sardinas, y algunas veces, el pescado; además, arroz, plátano, papas sudadas, y algún cereal seco guisado, arroz de leche y chicha de maíz batida.

En Santander del Sur, para el almuerzo del Jueves Santo se emplea como algo típico la carne de cordero y se considera como vedada en este día cualquier bebida alcohólica. Además, se encuentra un menú más elaborado constituido también por los “siete potajes”. El plato fuerte y central es

una torta de rancho (atún, salmón, sardinas) que va acompañado por una ensalada o, como la llaman allí comúnmente, encurtido, de zanahoria, lechugas, remolacha, tomates, etc. Se sirve además una sopa de buñuelos de harina de maíz y queso y una copa de vino; luego, una torta de plátano o mojicón; en seguida, los alfajores, especie de ‘ponquecitos’ pequeños, cuadrados y negros con esencia de anís, y, para finalizar, un plato de postre de natas, muy característico de esta región.

Nariño

En el departamento de Nariño, el Viernes Santo se come la juanesca o calabaza, plato a base de queso y vegetales cocidos: papa picada, haba, ulluco, ñame, calabaza, repollo, frijol. El Jueves Santo la comida consta de doce platos; el menú más o menos es el siguiente: gallina, carne de cerdo, carne de res, carne de cuy, pescado, frísoles, papas, ulluco, vino, chocolate, manjar de guayaba (dulce), manjar de higo.

Algunos de los clientes nos compartieron sus platos predilectos:

El señor Marco Aurelio Ramos con su esposa Oliva Beltrán y sus hijos Jairo y Emilce nos contaron que preparan de entrada tortillas de merluza.

Como plato principal bagre en salsa, garbanzos, ensalada y arroz blanco. Además, les encanta la sopa de ajo con el color del pimentón.

Para Jairo Montenegro Bulla y su familia no puede faltar el filete de pescado y la mojarra frita acompañada de patacón, ensalada y arroz con arveja.

La familia Cruz Cortés manifestó que es la ocasión perfecta para consumir un delicioso pescado seco con un sudado de yuca, papa y plátano con la sazón de la abuela Emma.

Finalmente, la señora Luz Marina Acevedo nos dijo que en su mesa no faltan las hamburguesas de atún, tortas de pescado seco, mojarra frita y postre de maracuyá.

En fin… en Semana Santa platos para todos los gustos y paladares.

Compártenos tu experiencia en la tienda

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.